Estres a flor de piel - Alice in Beautyland - newyork

Estrés a flor de piel

¿Qué te sugiere la palabra “estrés”?

Son muchos los condicionantes en nuestra forma de vida que nos provocan un exceso de estrés. Las obligaciones cotidianas, el absorbente y trepidante ritmo laboral, el cansancio acumulado, la vida sedentaria… Son numerosos los problemas a los que nos enfrentamos cada día y que nos generan uno de los males más comunes de este siglo: el estrés. Una complicación que se acrecienta en los individuos que viven en las urbes. A causa de las prisas, el tráfico y la contaminación acústica y medioambiental.

No se puede cambiar la sociedad, ni en muchos casos los hábitos de vida. Pero debemos encontrar fórmulas que nos ayuden a intentar adaptarnos a la situación. Es necesario aprender a controlar el exceso de estrés.

¿Cómo nos afecta el estrés en nuestras vidas?

Diferentes estudios científicos demuestran que los niveles elevados de cortisol están relacionados con un aumento de la frecuencia cardíaca, tensión arterial, sudoración excesiva, falta de memoria, personalidad irritable, falta de concentración, baja productividad, problemas de fertilidad, debilitación del sistema inmunológico, caída del cabello… E incluso, hay estudios que relacionan el estrés con algunos tipos de patologías graves, como el cáncer.

Existe una estrecha relación entre los problemas que pueden aparecer en la piel y el estado de salud general del organismo. La piel es un órgano vivo que exterioriza lo que sucede en nuestro interior. Como consecuencia de esta tensión permanente ‘lanza’ un grito de alarma, y paulatinamente va expresando su disconformidad mediante la aparición de diferentes problemas cutáneos.

El exceso de cortisol y adrenalina produce un desequilibrio hormonal en estrógenos y testosterona que afecta negativamente a la piel. Entonces comienza a aparecer sequedad, descamaciones y picores. La sensibilidad se acentúa y las irritaciones aumentan. El acné, el eczema y la psoriasis se recrudecen. Se contribuye a empeorar la dermatitis atópica, e incluso, poco a poco, la piel pierde luminosidad y se va tornando hacia una tonalidad más gris, opaca y apagada. Una larga lista de efectos contraproducentes que ponen en riesgo nuestra salud física y mental y que, además, generan envejecimiento prematuro.

¿De qué nos está alertando nuestro cuerpo?

Sin embargo, el estrés no es una enfermedad, sino un ‘mecanismo de aviso’ del organismo. Los trastornos que aparecen son, muchas veces, un reflejo o señal de alarma para comunicarnos que puede haber un desequilibrio interno, al que hay que prestar inmediata atención. Una piel sana siempre es reflejo de un equilibrio emocional y una actitud mental positiva. La verdadera belleza resulta de la suma del equilibrio y la armonía entre el cuerpo y la mente.

Es importante cuidarse y tener una buena actitud

Descansar no es solamente estar tumbado en el sofá viendo la televisión. En Alice en Beautyland creemos que uno de los cientos de placeres que puede aportarnos la vida es cuidarnos para tener una piel suave, relajada y bonita. Por ello hemos creado una línea de productos naturales que mejorara tu piel y tu calidad de vida, de forma natural. La cosmética Alice in Beautyland contiene activos ventajosos para tu mente y capaces de transportar a tu vida momentos de relax. Utilizamos en nuestras formulaciones ylang-ylang, aguas florales de rosa damascena y azahar, salvia y rhodiola, e ingredientes procedentes de cultivo orgánico, por lo que contienen el máximo de sus cualidades terapéuticas y embellecedoras.

La relajación física y mental es imprescindible para disfrutar de una buena calidad de vida. Es importante convertir, día a día, los pensamientos negativos en positivos. Generar pensamientos positivos conlleva aumentar el bienestar. Intentar positivizar las pequeñas adversidades de la vida es complicado, pero resulta muy beneficioso. Mantén constantemente una sonrisa. Elevará tu estado de ánimo y el de las personas que te rodean.

Equilibrar las emociones, mejorar el estado de ánimo, fomentar un crecimiento personal y rejuvenecer emocionalmente el espíritu son GRANDES secretos de Salud, Belleza y Bienestar. En Alice in Beautyland lo sabemos y ¡queremos que seas muy feliz!

Me pregunto si he cambiado en la noche. Déjame pensar. ¿Era la misma persona cuando me levanté esta mañana? Casi pienso que puedo recordar sentirme un poco diferente. Pero si no soy la misma, la siguiente pregunta es ¿quién soy en el mundo? ¡Ese es el gran puzzle!” – Lewis Carroll

Deja un comentario

Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin