Textura cinco aceites en gel - Cleanse Me - Alice in Beautyland

¡Pon aceite en tu vida!

A lo largo de la historia el hombre ha sabido aprovechar las magníficas propiedades cosméticas de los aceites vegetales. Los egipcios ya elaboraban ungüentos a base de aceites extraídos de plantas. El galeno griego Hipócrates recomendaba masajes con determinados aceites, mientras que antiguas civilizaciones orientales hacían uso de ellos con diferentes finalidades.

Los aceites vegetales esconden importantes cantidades de principios activos excelentes para el cuidado de la piel y el cabello. Básicamente, todos nutren, revitalizan y favorecen la hidratación, ya que ayudan a retener la humedad. Forman sobre la piel una especie de barrera impermeable que, además de proteger la epidermis de las agresiones externas, evita que la humedad se evapore, permitiendo la transpiración. Unos son ricos en antioxidantes, otros mejoran la elasticidad, los hay que protegen de las radiaciones solares y, algunos, contribuyen a evitar las estrías. Los mejores son los de origen orgánico o biológico.

“Sé que va a pasar algo sorprendente – se dijo a sí misma… – así que voy a ver lo que ocurre con esta botella” – Lewis Carroll

En Alice in Beautyland aprovechamos las bonanzas de los aceites naturales para formular CLEANSE ME. Una original limpiadora facial formulada con extractos BIO de plantas y aceites de semilla de uva, oliva, zanahoria, aguacate y almendras, que purifican favoreciendo la tonicidad y elasticidad de la piel.

CLEANSE ME ha sido creado para conseguir una limpieza profunda y suave de la piel, sin agresiones químicas, ya que no contiene alcohol, ni jabón. Un aceite en gel que sorprendentemente se convierte en leche limpiadora al contacto con el agua, dejando una agradable sensación de frescor y suavidad. Está testado dermatológicamente en pieles sensibles y es apto para utilizar sobre cualquier tipo de piel.

PROPIEDADES COSMÉTICAS Y ANTIOXIDANTES DE LOS ACEITES VEGETALES

El aceite de almendras dulces posee efecto hidratante, nutritivo y protector. Contribuye a mejorar la regeneración celular y flexibiliza la piel, dejándola suave. Es excelente para aplicar sobre el cabello seco y quebradizo, aportando brillo y luminosidad. También ayuda a eliminar eczemas e irritaciones cutáneas.

El aceite de aguacate rejuvenece, nutre, suaviza e hidrata. También protege frente a las agresiones externas, aumentando la flexibilidad de la piel. Ayuda a reparar los estragos producidos por el sol. Es apropiado para el cuidado de las pieles secas, envejecidas y castigadas.

El aceite de jojoba está recomendado para el cuidado de pieles maduras, ya que posee propiedades antioxidantes. Contiene anti-inflammatorios naturales, por lo que es apropiado para masajear zonas con dolores provocados por artritis y reuma. Es eficaz en el tratamiento de diversos eccemas y psoriasis.

El aceite de onagra se suele utilizar con fines nutritivos, hidratantes, suavizantes y revitalizantes. Se obtiene por presión en frío de las semillas de una planta originaria de América del Norte, donde la tribu de los Ojibwa la han utilizado desde hace siglos con fines cosméticos. Posee propiedades antienvejecimiento, favorece la regeneración celular, revitaliza las células y elastiza la piel.

El aceite de germen de trigo es hidratante, nutritivo, regenerador y protector contra los rayos solares. Sus propiedades antioxidantes ralentizan la acción de los radicales libres. Suaviza la piel y aumenta su elasticidad, por lo que previene la aparición de estrías.

El aceite de caléndula tiene propiedades descongestivas, regeneradoras y antiinflamatorias. Es excelente para aplicar después de una exposición solar, cuando la piel esta irritada o sensibilizada, y para el cuidado de la piel de los niños. También está indicado para aplicar sobre zonas que presenten sensibilidad extrema, dermatosis, rozaduras e irritaciones.

El aceite de cáñamo se obtiene por primera presión en frío de los cogollos de la planta Cannabis Sativa. Es rico en ácidos grasos esenciales y vitamina E. Tiene propiedades hidratantes, reafirmantes y regeneradoras.

El aceite de rosa mosqueta es hidratante, regenerante, antioxidante y cicatrizante. Suaviza las arrugas y revitaliza el fibroblasto, responsable de producir colágeno y elastina. Mejora la elasticidad de la piel y aporta luminosidad. Previene el fotoenvejecimiento y es un excelente regenerador para después de los baños de sol. Aplicado durante el embarazo evita la aparición de estrías.

El aceite de argán se extrae de la pepita del fruto de un árbol llamado Argania Espinosa, que crece principalmente en Marruecos. Su uso es habitual entre las mujeres beréberes. La virtud más apreciada es su capacidad de frenar la degeneración de los tejidos, por lo que es ingrediente de muchas fórmulas antienvejecimiento. También se usa como protector solar y para cuidar el cabello.

El aceite de zanahoria, presente en CLEANSE ME, es rico en carotenos y un gran antioxidante que ayuda a la producción de colágeno. El aceite de tepezcohuite resulta extraordinario por su gran poder hidratante y reparador. El aceite de borraja regenera, revitaliza, tonifica y aporta flexibilidad. El de hipérico alivia las quemaduras leves producidas por el sol y relaja la piel. El aceite de sésamo tonifica la piel, combate la flacidez y la protege de los rayos solares. El aceite de coco se utiliza para facilitar el bronceado, pero también es excelente para el cuidado del cabello y de las uñas.

No lo pienses más y cuida tu piel con aceites naturales.

¡Sé tú misma, sé Alice!

Deja un comentario

Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin