5 IDEAS PARA PLANTARLE CARA AL FRÍO

Ya explicábamos hace unos días, cuando hablábamos de exfoliación, que hay cosas que las puedes hacer en cualquier momento pero que si las haces en el momento justo, son muchísimo mejores. Siguiendo en esta línea, inevitablemente hemos comenzado a pensar en cosas que apetecen mucho justo ahora, cuando hace frío. Los tejidos suaves y cálidos, el plato caliente en la mesa, el chocolate con churros con los guantes y el gorro puestos, los labiales hidratantes y protectores para esas bocas que sufren con las bajas temperaturas…

En fin, esto podría ser un no parar, así que hemos escogido 5 ideas confortables, fáciles y prácticas, para darte el gusto cuando más te apetezca. Cuidarse no es solamente ponerse crema hidratante a diario, es pensar en ti misma, en tu alimentación, en tu descanso, en tu bienestar, en poder hacer aquello que te gusta… No te olvides de lo más importante y resérvate un espacio, que vamos siempre tan liadas como Alicia en su País de las Maravillas …¡o incluso más!

 

1 – RESÉRVATE TU MOMENTO ‘ALICE’

Es tan fácil como juntar en una misma sesión exfoliación + automasaje facial + hidratación y ya tienes tu momento ‘Alice’. Nuestra propuesta consiste en media horita de placer epidérmico que todas deberíamos poder permitirnos, por lo menos una vez a la semana, y usando lo que ya tenemos en nuestro neceser cosmético. Estos son los pasos a seguir:

🔹Te encierras en el cuarto de baño y te aseguras de que nadie va a molestarte en los próximos 30 minutos.

🔹Recógete el pelo para apartarlo de la cara y prepárate para comenzar con la exfoliación. Sobre la piel limpia y humedecida con agua tibia, aplícate la mezcla de Cleanse Me + un elemento exfoliante tal y como te explicamos paso a paso en el post ‘Cómo hacer una buena exfoliación facial’. El resultado es espectacular, ya que consigues limpiar la piel en profundidad y dejarla súper luminosa.

🔹Sigues con un automasaje facial con digitopresión cuyo objetivo es reactivar la microcirculación sanguínea, eliminar la tensión que suele acumularse en la musculatura facial, especialmente en la zona de la mandíbula y en la frente, y dejar la piel preparada para recibir las propiedades cosméticas del siguiente paso, la hidratación. Los movimientos y técnica precisos de este automasaje los encontrarás en el post ‘Limpieza facial & automasaje, el tándem perfecto’.

🔹La hidratación es el fin de fiesta perfecto para este pequeño ritual de belleza. Solo tienes que coger tu Make My Day y aplicarla en rostro, cuello y escote con suaves movimientos circulares. En unos minutos, cuando la crema hidratante ya ha penetrado en tu piel, solo tienes que acariciarte el rostro con las yemas de los dedos y sentir el resultado, no hay nada más que decir.

 

2 – CÚBRETE CON TEJIDOS CONFORTABLES

Chaquetón de borreguito y anorak acolchado, de Zara. Abrigo de lana a cuadros de Mango.

Qué puede haber mejor que envolverse en una mantita suave y calentita cuando hace frío, ¿verdad?  Pues también puedes sacar la manta a la calle porque esta temporada los tejidos ‘zona de confort’ se han convertido en abrigos de todas las formas y colores. Desde chaquetas y chaquetones de suave borreguito hasta abrigos de tweed o de cuadros tartan, o anoraks en todas las longitudes bien acolchados y tan ligeros como las plumas que los rellenan.

Todas las marcas han sacado prendas de este tipo, que para eso estamos en la temporada hivernal, así que seguro que encuentras el tuyo. No te la juegues y guárdate del frío.

 

3 – LA PINCELADA DE COLOR

Sin salirnos del ámbito moda, dos apuestas de color que se llevan muy bien con nuestro mundo Alice: el rojo y el naranja. Son colores cálidos que, además, combinan a la perfección con nuestras bases y coloretes, todo hay que decirlo.

Vestido rojo de HyM y slippers en rojo burdeos de Vincent.

🔸El primero, el rojo, por tradición asociado a la Navidad, siempre ha sido también un buen color para acabar el año y este invierno lo tienes en una amplia gama que va desde el más vibrante hasta el de granate más oscuro. Prendas exteriores o interiores, pendientes, collares y hasta zapatos y bolsos encontrarás en este tono.

🔸Y en cuanto al naranja, ¿qué color hay con más vitalidad? Úsalo a tu medida, en un pequeño detalle de tu look o en una prenda de mayor dimensión que, inevitablemente, te situará en el centro de atención.

Bolso bandolera color naranja, de Bimba y Lola.

4 – UNA SOPITA CALIENTE

Desde que las temperaturas comienzan a amenazar con el descenso, el plato de sopa humeante nos atrae cual imán. Tanto en versión ligera, tipo caldo suave con pasta de estrellitas, como en textura cremosa, no hay mejor invento para atemperar el cuerpo. Y para acertar de pleno, ideal si la preparas con verduras u hortalizas de temporada, como la que te sugerimos nosotras.

🥄Nuestra propuesta: una crema de calabaza acorde con ese color de moda que os acabamos de proponer unas líneas más arriba, el naranja, aderezada con daditos de pan tostado y pipas de calabaza caramelizadas, ¡de muerte!

 

5 – NO TE CORTES Y ESTRENA ALGO

¡Claro que sí! A todo el mundo le gusta darse un gusto de vez en cuando, y además, cuando te haces un regalo a ti misma resulta difícil equivocarte, ¿no? Arriba ya te hemos dado varias ideas pero, vaya, que la imaginación no falte, puedes regalarte desde tiempo y cuidados hasta una prenda de ropa, una escapada de fin de semana, una cena con tu persona preferida, un dulce de escándalo o un kit de cosmética de Alice in Beautyland, ¡por supuesto!

Para rematar, nuestro consejo navideño anual: regala, que también da mucha alegría. No es que sea una cosa exclusiva del invierno, pero con eso de la Navidad no hace falta inventarse excusas para sorprender a alguien con un regalo. Aprovecha el momento para comprobar que regalar te puede hacer tanto o más feliz que recibir un regalo.

Y por cierto, como anunciamos en nuestra web, estos días puedes recibir un neceser ‘My Treasures’ de regalo con tus compras, ¡aprovéchalo!

Inma Sebastía

Inma es periodista especializada en belleza y lifestyle, lleva más de 25 años en la profesión y, entre otras cosas, ha sido directora de la revista Woman, profesora de periodismo de moda y ha tenido su propio centro de terapias y belleza natural.

Deja un comentario