Make my day con tetera - Crema Hidratante con Happy Skin

Belleza con Té ¡Embellece TÉ con Alice!

El té, además de suponer un ritual para algunas culturas, se ha convertido en un buen aliado de la belleza desde hace años. En China el ritual de tomar el té fue instaurado durante la dinastía Ming, alrededor del siglo XIV. Este ritual se lleva a cabo en un lugar tranquilo, con la tradición inamovible de servir en primer lugar a las personas mayores. El té se toma lentamente, saboreándolo y deleitándose con el momento. Para elaborarlo seleccionan los tés más aromáticos, que toman en tazas previamente calentadas para que se mantenga su calor.

“Comienza por el principio y luego continúa hasta que llegues al final. Entonces para”. -Lewis Carroll

En Japón la ceremonia que envuelve esta bebida es un método sumamente ritualizado. Incluso, a veces, se puede llegar a profundizar en la finalidad de la vida e invita a adentrarse en el conocimiento de la naturaleza y el crecimiento personal. Tradicionalmente el ritual del té matcha se lleva a cabo en los jardines de la vivienda. Los invitados antes de entrar deben lavarse la boca e inclinarse como símbolo de respeto. Beberá primero el invitado más importante, después deberá limpiar el borde del cuenco y se lo pasa al siguiente. El té da la vuelta dos rondas. Durante la primera se mantiene silencio absoluto y en la segunda el maestro dedica unas palabras a cada uno de los asistentes.

¿Quién no ha oído hablar del té inglés de las cinco de la tarde? En principio está costumbre solo era habitual entre la alta sociedad británica. Parece ser que fue la duquesa de Bedford quien implantó compartir el té con sus amistades y familiares, convirtiendo este momento en la hora perfecta para lucir elegantes atuendos. Un ritual destacado del día en el que se preparan las mesas con dedicación y se sirve en teteras de porcelana. El té ha de acompañarse de unas rodajitas de limón y su pertinente jarrita de leche.

En Marruecos fue introducido por los ingleses, convirtiéndose en la bebida nacional. Suele ofrecerse como símbolo de hospitalidad, a la vez que se degustan deliciosos dulces marroquís. Se elabora con hojas de té y menta fresca.

¿Qué té tomamos hoy? El té blanco es el más suave y delicado. Guarda todos los nutrientes concentrados. Contiene el triple de polifenoles que las demás variedades, de ahí su potente efecto antioxidante capaz de neutralizar el envejecimiento celular. El té verde procede de las hojas de té sin fermentar. Reduce la grasa corporal, ayuda a la oxigenación de las células y tiene efectos antioxidantes e hidratantes. Por su eficaz acción contra los radicales libres es quizás el más utilizado en cosmética. El té rojo ayuda a adelgazar. Y por último, el té negro, cuya fermentación es la más larga, resulta diurético y antioxidante. Sus beneficiosos efectos evitan la retención de líquidos y ayudan a eliminar toxinas.

El té de la belleza

Si a tu piel le falta suavidad, transparencia y frescura, es que, sin duda, puede necesitar una mascarilla de té verde. ¡Pruébala!, te ayudara a contrarrestar las acciones nocivas de los radicales libres causantes del envejecimiento prematuro.

☕️ Mezcla dos cucharaditas de zumo de aloe vera. Lo puedes adquirir ya procesado, o si dispones de una de estas plantas, extraerlo tú misma del interior de una de sus hojas. Añade una cucharadita de miel fluida y otra de infusión de té verde concentrado. Mezcla perfectamente estos tres ingredientes y añade caolín o arcilla blanca hasta lograr un preparado con una textura agradable para aplicártelo cómodamente sobre la piel de tu rostro.

Una vez retirada la mascarilla con abundante agua, aplica sobre tu piel la crema hidratante facial MAKE MY DAY de Alice in Beautyland. Gracias a nuestra investigación y a la alta calidad de nuestros principios activos naturales conseguimos fórmulas exclusivas aptas para todo tipo de pieles. Una lujosa crema formulada con el poder hidratante 24 horas del Xeradin™ y el activo sensorial de rosa polar Happy skin. Tu piel resplandecerá fresca y flexible con una agradable sensación de bienestar y placer.

Prueba los baños de té, son muy relajantes para el cuerpo y el espíritu. Algunos SPA japoneses ofrecen a sus clientes piscinas llenas de té verde con fines terapéuticos. Nosotros también podemos disfrutar de los beneficios que aporta un maravilloso baño sin tener que movernos de casa. Los ingredientes que se utilizan son sencillos:

☕️ Simplemente has de poner cuatro sobres de té verde en un litro de agua hirviendo. Tapa el recipiente. Espera cinco minutos y añade la infusión al agua de tu bañera. Sumérgete, al menos, durante diez minutos. Desgraciadamente el ritmo de vida cotidiano muchas veces no nos permite disfrutar del hecho de zambullirnos durante un tiempo en la bañera las veces que quisiéramos. Sin embargo, un baño, ante todo, es deleitarse con el cuidado y el ‘mimo’ hacia uno mismo. Un ritual sagrado de belleza y salud, tanto física como mental, al alcance de todos. Un momento de calma profunda. Olvídate por unos minutos del reloj, del trabajo, de las obligaciones cotidianas, y a ser posible, de los problemas.

No es la limpieza el único objetivo que se persigue con un baño. Se trata de un gran placer de dioses del que se puede sacar mucho partido. Incluso se puede aprovechar este momento para disfrutar de un tiempo para la meditación. Recuerda que la respiración es muy importante para llevar a cabo cualquier técnica de meditación o relajación. Para tranquilizar el cuerpo y la mente es útil practicar inicialmente varias respiraciones largas y profundas. Respira utilizando el diafragma y centra tu atención en la zona situada por debajo del ombligo. La respiración debe de ser pausada, natural y tranquila.

“Inténtalo otra vez: respira hondo y cierra los ojos. Es inútil intentarlo, no se pueden creer cosas imposibles-dijo Alicia riéndose-. Será porque no tienes mucha práctica –dijo la Reina-. Cuando yo tenía tu edad, practicaba media hora al día. A veces creía hasta seis cosas imposibles antes de desayunar.”

Maripi Gadet

Escritora y redactora de cosmética, alimentación natural y bio.

Deja un comentario

Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin