AHORA, UN NECESER MY TREASURES DE REGALO
Por compras a partir de 50€

Piedras preciosas que embellecen- Alice in Beautyland Blog- Perlas Pica

Piedras preciosas que embellecen tu piel

Para Alice in Beautyland, la cosmética es alquimia y esto significa que hay un particular proceso a la hora de crear distintos elixires en cada producto, cada uno con sus particularidades complementarias. Una de nuestras señas de identidad es que nos gusta incluir ingredientes exclusivos, naturales, que tengan una historia y que aporten por igual creatividad y sensaciones. De ahí que cuando se empezó a cocer la idea de cómo tiene que ser nuestro maquillaje, no hubo ninguna duda en cuanto a que utilizaríamos piedras preciosas.
Nuestros productos de cosmética decorativa se califican como maquillaje mineral porque, efectivamente, están hechos con ingredientes minerales. Y si os fijáis mirando su composición veréis que de entre estos minerales, cinco son piedras preciosas y semipreciosas que se utilizan micronizadas, es decir, en polvo. Son el diamante, el rubí, la amatista, la piedra luna y la perla.

Estas piedras preciosas micronizadas aportan propiedades a nuestro maquillaje de varias maneras, por un lado tienen la capacidad de hacer brillar nuestra piel, le dan luminosidad y por otro, la cuidan y protegen gracias a sus propiedades cosméticas, que las tienen, tal como verás más adelante. Pero vamos a ser del todo sinceras, hay también otra característica que, quizás por su vertiente más desconocida, nos tenía fascinadas, y es el uso y las propiedades que les otorgaban en la antigüedad a las piedras preciosas, algunas consideradas como verdaderos talismanes.
Desde la antigüedad, el hombre ha usado muchos y diversos productos de la Naturaleza para curarse, cuidarse y adornarse: hierbas y flores, pero también arcillas y piedras. Así, algunos usos como la arena y agua para lavarse, el khol a base de galena en polvo -que es un mineral- usado por los egipcios para maquillar y proteger los ojos del sol, o el alabastro molido a modo de exfoliación para suavizar la piel, han evolucionado y, a día de hoy, los laboratorios formulan exclusivas cremas con silicio y con polvo de diamante, desodorantes con piedra de alumbre o maquillajes con piedras preciosas micronizadas.

Debido a su especial disposición atómica, las gemas son grandes dispersoras de la luz. Pero además, aportan beneficios tanto por su vibración como por los oligoelementos de los que se componen, favoreciendo el proceso biológico de la piel.
Vamos a explicarte pues, una a una, cuáles son las piedras preciosas que se esconden en nuestros productos de maquillaje.

DIAMANTE

Descripción: químicamente hablando, esta piedra preciosa es una sustancia formada, simplemente, por átomos de carbono (C). El diamante es una de las formas estables en que encontramos el carbono en la naturaleza y como curiosidad, decir que otra es el grafito. ¿Qué diferentes, verdad? Blanco y negro, luz y oscuridad… cuán distintos pueden ser dos minerales que, en el fondo, son lo mismo: carbono. La explicación está en que en el caso del diamante, los átomos de carbono se unen en forma de estructura cristalina cúbica, lo que explica sus formas y su transparencia.
Generalmente, el diamante es incoloro, aunque se encuentra también en tonalidades amarillas, azules, marrones, rosadas…
En la escala de Mohs, que es la medida de referencia para indicar la dureza de los minerales, el diamante ocupa la máxima posición, el número 10. Es el mineral más duro de los que se conocen.

Historia: su nombre viene de la palabra griega “adamas”, que significa invencible o inalterable y que hace referencia directa a una de sus propiedades más conocidas, su dureza. En la mitología griega, los diamantes eran las lágrimas de los dioses, mientras que para los romanos, eran restos de estrellas fugaces que habían caído sobre la Tierra.
Aunque el nombre viene del griego, está comprobado que fue en la India donde, hace 3,000 años, se encontraron diamantes por primera vez en depósitos aluviales de algunos de sus ríos. Sin embargo, algunos historiadores creen que ya se conocían hace por lo menos 6.000 años.

Usos a lo largo de la historia: el polvo de diamante se utiliza desde hace siglos en la cosmética. Se cree que era el secreto de belleza de la reina egipcia Nefertiti, nombre que significa la más bella.

Simbología: es uno de los minerales más preciados del mundo, simboliza la perfección y el triunfo y a nivel espiritual se asocia al amor y al compromiso. Se le considera el mineral de la ‘Luz Interior’.

Propiedades: emite una vibración elevadísima y única en el reino mineral y posee un gran poder energético. En terapia vibracional se usa esta piedra preciosa para aportar vitalidad, seguridad, valentía, longevidad, alegría y equilibrio de los chakras o centros vitales.

Si hablamos de belleza, el diamante es cicatrizante y activa la microcirculación, es un excelente exfoliante que arrastra la suciedad y elimina células muertas. Muchas cremas de tratamiento lo incluyen por su capacidad hidratante, purificante y equilibrante de la piel.
Micronizado, potencia la luminosidad del rostro por su capacidad de difuminar las zonas oscuras; es especialmente eficaz para disimular las ojeras y bolsas bajo los ojos.

 

RUBÍ

Descripción: la piedra preciosa que conocemos como rubí es una variedad de la especie corindón, el corindón rojo, y cuando presenta otros colores se le llama zafiro y se añade el color en cuestión: zafiro azul, zafiro amarillo, etc.
Su dureza en la escala de Mohs es de 9; es el mineral más duro después del diamante.

Historia: su nombre proviene de ruber, que en latín significa rojo. El sumo sacerdote Aaron llevaba como piedra primera en el pectoral un rubí que le había otorgado el mismo Dios.
Al ser una piedra de gran dureza, los artistas de la antigüedad apenas la usaron para sus grabados, aunque sí se ha aplicado y se sigue haciendo en joyería de lujo. Además, el rubí se ha utilizado a menudo en los mecanismos de relojes mecánicos.

Usos a lo largo de la historia: desde antes de la Edad Media se le atribuía el don de que su portador encontrara el amor verdadero, y reyes y guerreros la llevaban porque creían que les daba inmunidad frente a sus enemigos.
En diferentes culturas se consideraba que poseer esta piedra preciosa atraía más riquezas y es frecuente encontrarla formando parte de insignias y joyas reales.

Simbología: el rubí está relacionado con la energía vital y el poder.

Propiedades: amplifica la energía kundalini, que está situada en el primer chakra, y permite que la persona controle mejor su fuerza creativa y su energía vital.
El rubí otorga poder, liderazgo, creatividad, energía, optimismo y voluntad.

En belleza, el rubí micronizado es un agente acondicionador de la piel, un potente tónico y regulador de la circulación sanguínea y aporta además un brillo especial al rostro.

 

AMATISTA

Descripción: la amatista es un cristal de color violeta y es la variedad más cotizada del cuarzo. Es un silicato y crece en geodas, que son cavidades rocosas dentro de las cuales han cristalizado minerales. Su dureza en la escala de Mohs es de 7.

Historia: el nombre de esta piedra proviene del griego, amethystos. Cuenta la leyenda que Dionisos, dios del vino y la vida desenfrenada, tras ser humillado por un ser humano juró venganza contra el primer mortal que se cruzara en su camino. Y fue la bella doncella Amatista quien, camino hacia el templo de la diosa Diana, se convirtió en objeto de la ira de Dionisos. Ante las súplicas de la joven, Diana la transformó en una bella estatua de cuarzo y Dionisos, al verla, lloró lágrimas de vino que dieron el color violeta a esta piedra.

Usos a lo largo de la historia: en la antigüedad se la consideraba piedra preciosa y en el antiguo Egipto la usaban para hacer joyas y otros objetos. Más tarde, cuando fueron encontrándose grandes minas en diferentes zonas del mundo, pasó a considerarse piedra semipreciosa.

Simbología: existía la creencia de que esta piedra protegía contra la intoxicación etílica, por lo que si bebías vino en un cáliz de amatista no sucumbías a los efectos del alcohol. Quizás a partir de esta creencia pasó a conocerse esta piedra como ‘la gema de la sobriedad’. Más tarde, el cristianismo tomó la amatista como símbolo de renuncia a los bienes terrenales y la castidad.
Simboliza también la sabiduría divina.

Propiedades: tradicionalmente, se atribuían a la amatista propiedades calmantes y la capacidad de promover la sinceridad, aportar claridad a la mente y equilibrar la energía corporal. Es un cristal lunar y se relaciona con el lado femenino de la creación; su arquetipo es la Gran Madre y potencia la realización de la mujer, refuerza la feminidad, da seguridad y autoestima.

En términos de belleza, mejora la circulación sanguínea y ayuda a la regeneración celular.

 

PIEDRA LUNA

Descripción: la piedra luna pertenece al grupo de los feldespatos, que son los minerales más abundantes en la corteza terrestre; concretamente, es un silicato. Debido a su estructura, cuando la luz incide sobre su superficie muestra colores entre azul/blanco/plateado en un efecto óptico llamado adularescencia, que es como ese efecto reluciente de la luz lunar que brilla a través de las nubes.
La piedra luna existe en varias tonalidades: azulada, blanca, gris, verde, anaranjada… y su dureza en la escala de Mohs es de 6-7.

Historia: según una leyenda hindú, esta piedra se formó a partir de los rayos de luna, algo que también creían los romanos quienes, además, la asociaban a la feminidad y la intuición.
La piedra luna también se conoce con el nombre mineralógico de adularia, por la montaña Adulas de donde procede, en los Alpes suizos, o selenita, que deriva del nombre griego Selene, que significa luna.

Usos a lo largo de la historia: tradicionalmente se la ha usado para tratar problemas del aparato digestivo y debido a su influencia lunar, también para armonizar desequilibrios emocionales, melancolías o depresiones. Se le atribuía la capacidad de proteger de los miedos nocturnos e incluso de ayudar a adivinar el futuro.
Las personas que tenían que viajar llevaban consigo esta piedra como amuleto protector, por eso también se la conocía como la ‘gema del viajero’.

Simbología: está considerada una de las piedras sagradas del ritual tántrico y se la asocia al amor y a las relaciones duraderas. Dice la leyenda que si una persona regala a otra una piedra luna en un día de luna llena, ambas se enamorarán para siempre.

Propiedades: al ser una piedra de energía femenina, por su vibración ayuda en casos de disfunción de los órganos reproductores. En esta misma línea, las mujeres orientales le han atribuido propiedades fertilizadoras y podían llevar este mineral en contacto con su cuerpo para favorecer el embarazo.
La piedra luna calma y equilibra las emociones, ayuda al sistema hormonal y fomenta la comunicación.

En el campo de la belleza, el polvo de piedra luna es cicatrizante y ayuda a la regeneración de la piel.

 

PERLA

Descripción: la perla no es propiamente un mineral, en realidad es una gema orgánica. Químicamente está compuesta por carbonato cálcico, materia orgánica, nácar y agua, tiene forma esférica. Se forma dentro de los moluscos, normalmente ostras, cuando un cuerpo extraño se aloja en su interior. La ostra tiene un órgano que produce una sustancia llamada nácar. Con el tiempo, el nácar además de recubrir el interior de la concha, se acumula alrededor de este cuerpo extraño dando forma a lo que conocemos como perla. Hoy en día, este proceso se hace de manera controlada y se obtienen las perlas cultivadas.
Existen muchos tipos de perla pero las más conocidas popularmente son las de color blanco, las más utilizadas en joyería y que se consideran gemas preciosas por su simetría, su color y su brillo especial.
Su dureza en la escala de Mohs varía según el tipo de perla entre 2,5 y 4,5.

Historia: no está claro cuándo ni quién fue el primero en extraer una perla del interior de una ostra, pero se cree que el uso como adorno personal se inició en la India y, desde allí, se propagó hacia Europa. Enseguida las cortes europeas comenzaron a utilizarlas tanto para hacer joyas como para bordar vestidos. A principios del siglo XX, las perlas se pusieron de moda entre las mujeres.

Usos a lo largo de la historia: los usos que se han dado a la perla son, esencialmente, decorativos y como símbolo de elegancia y estatus. En China, sin embargo, las mujeres de la dinastía Ming usaban el polvo de perlas sobre el rostro por sus excelentes propiedades para la piel.
En medicina ayurvédica, la esencia de perla es un tónico que nutre y calma la piel.
Se dice también que cuando la persona que posee un collar de perlas nota de manera intuitiva que éste pesa más de lo normal, es un aviso de alerta ante una enfermedad.

Simbología: se asocian a la pureza, inocencia, belleza y renovación.

Propiedades: la esencia de perla aporta calcio natural, minerales, antioxidantes y aminoácidos a la piel. La perla en polvo tiene propiedades suavizantes, reafirmantes, regenerantes, anti-edad, y aporta elasticidad, brillo y luminosidad a la piel, por lo que podemos encontrar esta gema tanto en maquillajes como en cremas de tratamiento.

 

¿POR QUÉ PIEDRAS PRECIOSAS EN NUESTRO MAQUILLAJE?

El mundo de las piedras es fascinante. Por sus cualidades físicas e históricas han sido objeto de grandes leyendas, como la piedra filosofal tan anhelada por los alquimistas: el elixir de la vida, capaz de transformar metales base en oro.
Supongo que ahora entiendes porqué el maquillaje mineral de Alice in Beautyland lleva piedras preciosas. La intención fue crear un maquillaje que no sólo tuviera el acabado más natural posible, sino que además actuara como tratamiento para la piel. Las piedras suman cualidades preciosas a la selección de minerales puros triturados que conforman el total de sus ingredientes, y además dan un toque de glamour a quien lo lleva puesto. Desde que aplicas un poco de Beauty Me o Blush Me en la piel, todo el encanto de estos cristales especiales se vuelve parte de ti, desde su vibración a sus propiedades físicas y místicas. Para Alice in Beautyland la actitud es un ingrediente más, así que las piedras son un añadido de lujo para hacerte sentir tal y como te mereces, auténtica y única.

 

Inma Sebastía

Inma es periodista especializada en belleza y lifestyle, lleva más de 25 años en la profesión y, entre otras cosas, ha sido directora de la revista Woman, profesora de periodismo de moda y ha tenido su propio centro de terapias y belleza natural.

Deja un comentario