Cromoterapia - La Terapia del Color - Alice in Beautyland - Mano arcoiris

Cromoterapia, la terapia del color

CÓMO NOS INFLUYE

¿Sabías que la cromoterapia es una práctica que utiliza los colores como medio terapéutico? Múltiples investigaciones han confirmado que el color ejerce sobre el organismo humano una influencia emocional y psíquica. Debemos tener presente que las emociones influyen directamente sobre el estado de nuestra salud.

Cada tonalidad cromática posee una vibración diferente que actúa sobre nuestro campo bioenergético. Por ejemplo, el naranja favorece el equilibrio cuerpo-espíritu y aumenta el optimismo y la creatividad. El amarillo estimula la imaginación y ayuda a relajar la mente. El violeta alivia la angustia y ahuyenta la agresividad.

En terapia, que suele durar unos cuarenta minutos cada sesión, los colores son proyectados en forma de luz sobre puntos energéticos del cuerpo. A menudo, se complementa con la aplicación de aceites vegetales coloreados.

El color en el hogar

Los colores del hogar también influyen en nuestro estado anímico. Para zonas de descanso son muy relajantes los tonos salmón, malva e índigo. El marfil compensa la escasez de luz natural. El rojo es excitante y nos abre el apetito. En las zonas de trabajo los tonos suaves propician la concentración, mientras que el amarillo genera mayor actividad cerebral.

El verde es el color de la naturaleza en estado puro. Nos induce a la calma y es el color más recomendado por los expertos en cromoterapia para los dormitorios, especialmente para personas con trastornos del sueño, ansiedad o estrés, cansancio y problemas de tipo emocional. Es ideal para espacios de trabajo y estudio. El amarillo es el color de la juventud y la alegría. Estimula la actividad del cerebro, favorece la creatividad y tiene efecto antidepresivo. El naranja es el color del ánimo, entusiasmo y comunicación. Es ideal para cuartos de juego y cocinas.

El color en la ropa

El color de nuestra ropa nos trasmite numerosas sensaciones, avivando sentimientos o induciendo estados de ánimo. Los colores revelan un mensaje oculto sobre nuestra personalidad, dependiendo de la tonalidad nuestro vestuario habitual. La ropa exterior muestra lo que se quiere trasmitir y la ropa interior representa aquello que verdaderamente se quiere y se siente, los aspectos más íntimos.

El azul ayuda a la extraversión y es ideal en circunstancias de estrés o nerviosismo. El negro y los grises tienden a robar energía. El verde aporta vitalidad y el morado espiritualidad. El rojo trasmite la sensación de ser una persona intrépida, dispuesta a la aventura y a vivir experiencias estimulantes. Por lo tanto, una persona vestida de rojo generalmente sabe lo que quiere y suele buscarlo de forma impulsiva. El azul turquesa da sensación de frescura, juventud y relajación. Los colores tierra, café y marrón, son perfectos para aquellas personas que necesitan equilibrar la energía del cuerpo físico y sienten deseos de conectarse con el yo más profundo, con la madre tierra.

El color en el maquillaje

El color en nuestro maquillaje influye en nuestra vida. En Alice in Beautyland sabemos la importancia del color en el rostro. Unos labios naranjas delatan a una mujer divertida y arriesgada. Un dorado en tu mirada te hará ser la reina de las fiestas, un rosa chicle esconde un carácter delicado y ultra sexy. Para que puedas esculpir y realzar tus mejillas hemos elaborado Blush Me. Una gama de irresistibles colores de acabado muy natural que contienen polvo de diamante, rubí, piedra luna, amatista y perlas. Explorer, cheerful, dreamy, creative y curious son los colores de la mujer que habita en ti. ¡Elige el tuyo!

¿Aún no has probado Beauty Me? Es un maquillaje mineral que otorga un halo de luminosidad natural y radiante. Su textura es única, ligera y sedosa. Suaviza los poros y unifica el rostro con un acabado aterciopelado. Es el maquillaje perfecto que debiera estar presente en todos los neceseres de belleza natural.

Pon color a tu vida, ¡benefíciate de la cromoterapia con Alice!

“Sabía quién era esta mañana, pero he cambiado varias veces desde entonces” – Lewis Carrol

Deja un comentario

Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin