Hidratacion el punto fuerte del verano Alice in Beautyland Blog Drink Me vasos

Hidratación, el punto fuerte del verano

Seguro que estáis más que hartas de oír eso de que nuestro cuerpo necesita agua y que hay que beber tantos litros al día, pues agarraos porque en verano ese consejo ¡es ley! ¿Por qué? Pues porque somos agua, aunque no lo parezca. De verdad, estamos compuestos por un elevado porcentaje de agua que oscila entre el 50 y el 75% según la edad, sexo, estado de salud y nutrición de la persona. Los bebés y niños tienen un porcentaje de agua mucho más elevado –puede llegar hasta el 75-80%- mientras que en una persona anciana el nivel puede llegar a ser inferior al 50%. Y por cierto, las mujeres tenemos un porcentaje algo menor de agua que los hombres debido a que tenemos más tejido adiposo y éste contiene menor cantidad de agua que el tejido muscular.

 

DÓNDE SE CONCENTRA EL AGUA

¿Y para qué queremos tanta agua? ¿No es suficiente con beber cuando se tiene sed? Pues no, ¡eso es un grandísimo error! Para empezar os diré que el ser humano puede vivir sin comer semanas y ha habido algún caso de supervivencia extrema de hasta dos meses, siempre dependiendo del estado físico del individuo y de la temperatura ambiental, que no sean situaciones de mucho frío ni de mucho calor; pero una persona como mucho resisitiría entre tres y cinco días si no tuviera nada de agua.

Pero volviendo a la pregunta anterior, cuando sientes sed es porque tu cuerpo ya ha empezado a deshidratarse un poco y créeme, la falta de agua es lo peor para el organismo, así que lo importante es ir hidratándonos a lo largo del día, como te explicamos un poco más adelante.

De toda el agua que tenemos en el cuerpo, aproximadamente las dos terceras partes se encuentra en el interior de las células y el resto en su exterior (líquido intercelular y plasma).

Y si lo analizamos por tejidos y órganos, vemos que el agua se reparte en diferentes proporciones; fijaos en el contenido de agua de algunos de ellos para que podáis comparar y entender la importancia de este elemento:

     ◽️Saliva y jugos gástricos – el 99% es agua

     ◽️Sangre – 84%

     ◽️Tejido nervioso – 83%

     ◽️Cerebro – 75%

     ◽️Piel – 72%

     ◽️Tejido muscular – 76%

     ◽️Tejido adiposo – 30%

     ◽️Huesos – 22%

Para acabar de convenceros, sabed que este elemento es imprescindible para la mayoría de las funciones vitales:

  💧 El agua actúa como transporte de nutrientes a las células.

  💧 Es básica para metabolizar los nutrientes que recibimos a través de los alimentos.

  💧 Es un elemento importantísimo en la homeostasis para mantener el volumen sanguíneo y la concentración de electrolitos.

  💧 Lubrica el aparato digestivo, desde el estómago a los intestinos.

  💧 Elimina toxinas ya que actúa como vehículo de transporte para los productos de desecho.

  💧 Ayuda al buen funcionamiento de los riñones y otros órganos pues participa en su limpieza y depuración.

  💧 Actúa de soporte estructural en tejidos y articulaciones.

  💧 Es termorreguladora, es decir, ayuda a mantener la correcta temperatura de nuestro cuerpo a través de mecanismos como la sudoración, por ejemplo.

En resumen, el agua es la vida, sin duda alguna.

 

CUÁNTA AGUA BEBER

Contínuamente, nuestro cuerpo usa agua para todas sus funciones, ya lo habéis visto, y parte de esta agua es eliminada a lo largo del día a través de la respiración, el sudor, la orina y las heces. Para mantener el equilibrio hídrico y dado que no tenemos un depósito de almacenamiento de agua –que otros animales sí tienen, como los camellos o los dromedarios, por ejemplo-, tenemos que aportarla a través de la ingesta de líquidos y alimentos.

Y llegadas a este punto nos encontramos con el eterno tema: que si litro y medio, no, mejor dos, ¿o quizás dos y medio? Pues como siempre, depende, todo depende. Depende de la edad, sexo, peso, de las necesidades específicas por estado de salud, de la temperatura ambiental, etc. Vamos a especificar un poco más, pero aprovecho para recordar que el sentido común está bien tenerlo siempre en modo ‘On’ y que más vale prevenir que curar, sobre todo con las temperaturas que tenemos últimamente.

Desde Alice in Beautyland, para aconsejaros correctamente vamos a seguir las pautas que marca este año el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos para los meses de verano:

🔵 A lo largo del día, consume entre 2 y 2,5 litros de agua, incluyendo la que proviene de otras bebidas (zumos, infusiones, sopas) y los alimentos (frutas y verduras especialmente).

Es una pauta general para toda la población, así que para nosotras las mujeres, dos litros en verano pueden ser suficiente, aunque si se hace deporte o esfuerzo físico, habrá que beber más, acordaos del sentido común.

🔵 No esperes a tener sed para beber, acostúmbrate a hacerlo varias veces a lo largo del día.

🔵 Presta atención a los síntomas de una posible deshidratación, especialmente en los días de calor: sed, sequedad de las mucosas, disminución de la cantidad de orina y/o color oscuro de la misma, somnolencia, cefalea, fatiga extrema.

🔵 Si vas a realizar ejercicio, asegúrate de estar en un estado óptimo de hidratación y de beber durante y después del esfuerzo. Con temperaturas superiores a los 25º, las bebidas con sales minerales, en concreto sodio, pueden ayudar a reponer más rápidamente lo que hemos perdido a través del sudor.

🔵 Sigue una dieta variada y rica en frutas y verduras frescas y limita el consumo de alcohol.

🔵 Si estás siguiendo alguna dieta o tomas algún medicamento, consulta a tu médido o al farmacéutico por si pueden modificar tu nivel de hidratación.

LA IMPORTANCIA DE HIDRATARSE TAMBIÉN POR FUERA

Cuando hablaba del porcentaje de agua en órganos y tejidos ya habéis podido ver que la piel tiene hasta un 72% de agua y si tenemos en cuenta que es el órgano que nos recubre y, por tanto, el más extenso del cuerpo, no hay que darle muchas vueltas para entender que es quizás uno de los que más rapido se deshidrata o, por lo menos, el que muestra su deshidratación de una manera más evidente. Piel reseca, ¿quién de vosotras no lo ha vivido ‘en su propia piel’?, y nunca mejor dicho. La piel se reseca porque se deshidrata y además de aportarle agua desde el interior, agradece muchísimo todos los aportes que podamos darle desde el exterior.

Aquí entran en juego las cremas hidratantes cuyo nombre ya nos dice, de entrada, cuál es su función principal: hidratar, aunque en realidad hacen mucho más que eso.

Pero, ¿cómo trabajan estas cremas? Si lo que le falta a la piel deshidratada es agua, ¿por qué no basta con echarnos agua encima y ya está? Pues porque la verdadera hidratación no se produce en la capa más externa de la piel, sino en la más profunda. Cuando te mojas con agua, ésta no penetra ya que la capa lipídica que recubre la piel lo impide, y lo único que hace es evaporarse. Una buena crema debe hidratar en profundidad y aportar flexibilidad y suavidad en la capa exterior.

Como seguramente ya sabes, nuestra crema hidratante facial se llama Make my Day y está formulada con pasión y muchísimo cariño, por supuesto, pero también con rigor científico.

⚪️ La hidratación profunda la conseguimos con el Xeradin, que se obtiene de la salvia y al que pronto dedicaremos un post en exclusiva. ¡Prometido!

⚪️ Los hidrolatos de rosa damascea y azahar, que en nuestra crema sustituyen al agua, purifican y tienen efecto antioxidante.

⚪️ Los aceites vegetales de almendras, sésamo y uva son los que le dan suavidad, elasticidad y tonicidad reforzando la hidratación, pues ayudan a compactar las células epidérmicas evitando ese aspecto de piel seca y con descamación.

⚪️ Y además, esta crema contiene el activo de acción neurocosmética Happy Skin, que se extrae de la rosa polar y del que te hablamos en otro post: estimula la producción de endorfinas y actúa directamente aportando sensación de bienestar, placer y relajación.

 

En resumen: lo que tu piel más agradecerá es que bebas esos 2 litros de agua al día para hidratar desde el interior, y que la cuides también a diario desde el exterior con una crema hidratante de acción 24 horas, y mejor si es a base de ingredientes naturales, como nuestra Make my Day 😊

Inma Sebastía

Inma es periodista especializada en belleza y lifestyle, lleva más de 25 años en la profesión y, entre otras cosas, ha sido directora de la revista Woman, profesora de periodismo de moda y ha tenido su propio centro de terapias y belleza natural.

Deja un comentario